Cofradía de Ntra. Sra. Virgen de los Dolores.

Ficha cofrade

Titular:

Nuestra Señora Virgen de los Dolores.

Sede
Canónica:

Parroquia de la Encarnación.

Fecha
Fundación:

30 de marzo de 1.954

Hermano/a
Mayor:


D. Rafael Manzano Morales


Templo:


Parroquia de la Encarnación.

Autor
Imagen:

Talla anónima del sigo XVII

Hábitos

  • Penitentes o Nazarenos: Túnica y capillo negro con capa blanca, y cíngulo negro y blanco. En el capillo lleva bordado dos escudos: en la parte delantera corazón atravesado por 7 puñales, y en la trasera la tradicional “M” de María.

  • Horquilleros: Túnica negra con verdugo blanco y cíngulo negro y blanco. En el antebrazo contrario al que se carga lleva bordada la Cruz de Santiago, patrón de Almuñécar; y en el verdugo mismos escudos bordados que los Nazarenos.

  • Mantillas: Vestido Negro de terciopelo con mantilla y guantes negros. Deberán portar un Rosario en la mano contraria a que sujeten el cirio.

Pasaje Evangélico

– “Éste ha sido puesto para que muchos en Israel caigan y se levanten; y será como un signo de contradicción –y a tí misma una espada te traspasará el alma- para que se pongan de manifiesto los pensamientos de muchos corazones.” –Lucas 2, 34-35-

Historia

La Cofradía de Ntra. Sra. Virgen de los Dolores se refunda oficialmente en nuestra localidad, después de los desastres de la Guerra Civil española, el día 30 de marzo de 1.954. Un año más tarde se aprueban definitivamente sus Estatutos, siendo Arzobispo de Granada el Excmo y Rvdmo Sr. D. Rafael García y García de Castro, aunque con bastante anterioridad ya existía en nuestro pueblo la Hermandad dedicada a la Virgen de los Dolores. Así aparece documentado en el archivo de esta Cofradía, donde se cita la existencia de la Bula Papal, otorgada con fecha 8 de noviembre de 1.779, que fue promulgada por la Santa Sede en favor de la Cofradía de Ntra. Sra. de los Siete Dolores. Hecho que, efectivamente, ocurría con frecuencia con ocasión de la fundación de alguna Cofradía.

Además, la devoción hacia la Virgen de los Dolores en nuestra localidad viene de siglos atrás. Consta también en el archivo documental de esta Cofradía que la Imagen de la Virgen de los Dolores de Almuñécar llegó a nuestra tierra en el S. XVII, concretamente el 8 de enero de 1620, procedente del naufragio de varios navíos de la Armada Española frente a nuestras costas sexitanas. Esta Imagen mariana tendría, casi con total seguridad, como destino el continente Americano pero la gracia divina quiso que nuestra querida Imagen de la Virgen de los Dolores permaneciera por siempre en Almuñécar.

La inmensa devoción, el evidente cariño y el infinito respeto que Almuñécar ha sentido y siente por la Imagen de la Virgen de los Dolores es fruto de su estancia durante todos estos siglos en nuestra localidad. Un claro ejemplo de la devoción de nuestro pueblo lo encontramos en la tarde-noche de cada Viernes de Dolores, cuando centenares de personas abarrotan la Iglesia Parroquial de la Encarnación para recibir su maternal y tradicional Bendición.

Actualmente la Cofradía de la Virgen de los Dolores cuenta con una enorme nómina de hermanos activos, tiene como sede canónica la Iglesia Parroquial de la Encarnación y su Imagen preside el camarín lateral de su nombre en la Iglesia Parroquial de la Encarnación desde tiempo inmemorial. La Cofradía de la Virgen de los Dolores realiza su Estación de Penitencia en la tarde de cada Jueves Santo acompañada de la Cofradía de Ntro Padre Jesús Nazareno. La Virgen de los Dolores almuñequera también participa en la preciosa, única y exclusiva Ceremonia de EL PASO. Finalmente, vuelve a procesionar el Viernes Santo por la noche acompañando a la Archicofradía de la Santa Vera Cruz y Santo Entierro de Cristo.

Entre los cientos de personas que integran el cortejo procesional de la tarde-noche del Jueves Santo contamos a penitentes que visten túnica negra y capa y capuchón blancos, a mujeres y niñas con mantilla negra española así como un nutrido grupo de representaciones de autoridades civiles, militares y de las demás cofradías sexitanas. En la tarde-noche del Viernes Santo la Imagen de la Virgen Dolorosa sexitana luce de riguroso luto y es acompañada por una larga fila de penitentes ansiosos de recibir nuevamente las tradicionales 3 Bendiciones de la Madre –al campo, al mar y al pueblo-.

Multimedia

Fuente: Canal de Youtube : Semana Santa de Almuñecar

SpanishEnglishFrenchGermanItalianPortuguese